logo
alquilar_o_comprar_casa_1.jpeg

¿Alquilar o comprar una casa?

Al buscar una vivienda, una de las preguntas más comunes que nos hacemos es: “¿Debería alquilar o comprar una casa?” Es común escuchar que alquilar una casa es como tirar el dinero a la basura. Sin embargo, como menciona la revista Forbes, esto no siempre es cierto pues, a cambio del pago de un alquiler, los inquilinos reciben el derecho de habitar la propiedad. Además, debemos tomar en cuenta que al comprar una propiedad a crédito estaremos pagando intereses, seguros e impuestos además del valor de la casa, por lo que la decisión no siempre es tan clara como se piensa.

Como podrá imaginarse, la respuesta correcta a esta pregunta varía según la situación de cada quién, ya que en ella intervienen muchos factores financieros, legales e incluso de estilo de vida. Continúe leyendo para entender las ventajas y desventajas de cada opción y cuáles son los puntos más relevantes a considerar para tomar esta importante decisión de la mejor manera.

Factores a considerar antes de alquilar o comprar una casa

Para asegurarse de tomar la mejor decisión entre alquilar o comprar una casa, es necesario que haga un análisis detallado de su situación personal y de sus intenciones y metas a futuro. Para ayudarle a crear este panorama y evitar que omita algún detalle importante, le presentamos los factores esenciales que deberá considerar en su proceso de elección:

Capacidad económica

El primer paso para tomar la decisión entre alquilar o comprar una casa es hacer un análisis detallado de sus finanzas para tener una idea de cuánto puede pagar por su vivienda. Este análisis inicia con crear un presupuesto familiar. El presupuesto es una proyección de sus ingresos y gastos esperados que le permitirá calcular la cantidad de dinero que tendrá disponible para hacer frente a los gastos que conlleva el alquilar o rentar una casa. Si no sabe cómo hacerlo, ¡no se preocupe!, en SABEResPODER le ayudamos a entender mejor este tema:

Una vez que haga su presupuesto y sepa cuánto puede gastar su familia al mes en vivienda, podrá comparar opciones de renta o hipoteca que se acerquen a esa cantidad. Tome en cuenta, sin embargo, que en el caso de optar por comprar una casa deberá contar con un ahorro sustancial para pagar el enganche de su crédito. Puede encontrar créditos hipotecarios con pagos iniciales tan bajos como el 3-5% del valor total de la vivienda; sin embargo, entre más pueda pagar de enganche, menores serán los intereses que deba pagar al final de su crédito.

Uso de la vivienda

Otro aspecto importante a considerar para tomar la decisión de alquilar o comprar una casa son sus planes a futuro. La mejor opción para una pareja de recién casados que desean establecer un hogar a largo plazo para su familia puede ser muy distinta a la de una persona soltera que quiere conocer el mundo. Como explicó Jay Abolofia, planificador financiero certificado de Lyon Financial, en entrevista con CNN: “Cuanto más tiempo [se quede], más sentido tiene comprar".

Condiciones del contrato

Las condiciones de los contratos de renta o hipoteca que puede conseguir varían enormemente dependiendo de la situación del mercado inmobiliario, su puntaje de crédito, el valor del inmueble y el banco o arrendador, entre otras variables. Por esto, es importante que considere y compare las tasas, comisiones, impuestos, seguros y demás condiciones que conllevan dichos contratos.

Para los contratos de alquiler deberá fijarse en las siguientes condiciones:

  • el costo de la fianza;
  • el pago mensual de la renta;
  • la duración del contrato;
  • el costo de los servicios (que pueden estar incluidos en la renta o pagarse aparte);
  • las condiciones que podrían hacer que suba el precio del arrendamiento.

Con respecto a los contratos de crédito hipotecario, algunos de los aspectos más importantes a considerar son:

  • el monto total del préstamo;
  • la tasa de interés;
  • las tarifas extras como la cuota por apertura de cuenta y otras comisiones;
  • la Tasa Anual Efectiva (TAE);
  • si la tasa de interés es fija o variable;
  • el plazo del crédito hipotecario;
  • cualquier otra cláusula que pueda generarle gastos adicionales, como las penalizaciones por pago anticipado.

Ventajas de comprar una casa

Article Image

Comprar una casa representa un compromiso a largo plazo que conlleva muchas responsabilidades. Sin embargo, es innegable que tener una propiedad también tiene muchos beneficios. Entre ellos, los más importantes son:

Deducciones de impuestos

Al ser propietario de una casa, algunos de los gastos que haga para pagar su vivienda o mejorarla pueden ser deducibles de impuestos. Algunos de los gastos que podrá deducir de sus impuestos personales son: los impuestos al inmueble, el interés de su crédito hipotecario (siempre y cuando la propiedad sea residencial) y los pagos de la prima de su seguro hipotecario.

Aumento de su patrimonio

Este beneficio puede parecer muy obvio, pero es importante mencionarlo. Al rentar, adquirimos el derecho de vivir en un lugar por un tiempo determinado, pero al terminar este período no tendrá ningún beneficio adicional que perdure. Sin embargo, al comprar una casa se asegurará de ser propietario del lugar para siempre, por lo que después podrá disfrutar de la propiedad, rentarla, venderla, cederla, heredarla o hacer de ella lo que usted desee.

Privacidad

Al rentar, deberá proveer una gran cantidad de información personal (como su historial crediticio) a cada potencial arrendador cuando esté en busca de un nuevo hogar. Además, es común que los arrendadores hagan visitas de inspección periódicas para verificar el estado de su propiedad, por lo que deberá permitirles entrar a su hogar. Al ser dueño, su información y su propiedad estarán seguras y no tendrá que compartirlas con nadie.

Seguridad a largo plazo

Una vez que termine de pagar su hipoteca, su casa le dará seguridad a usted y a su familia. Si usted decide retirarse o tiene problemas financieros en el futuro, el ser dueño de su propia casa le dará, al menos, la seguridad de tener un techo sobre su cabeza sin necesidad de preocuparse por una renta. En casos de extrema urgencia, usted incluso podría usar su propiedad como garantía en un préstamo.

Desventajas de comprar una casa

Ser dueño de una casa parece, en primera instancia, algo completamente positivo y sin desventajas. Sin embargo, la compra de una propiedad conlleva una gran cantidad de responsabilidades y condiciones que pueden no ser ideales para todos. Considere los siguientes puntos que podrían hacer que comprar una casa no sea la mejor opción para usted:

Responsabilidad de mantener la propiedad

Las casas y departamentos requieren un régimen de mantenimiento constante para mantenerlas en buen estado. Si usted tiene una propiedad, la responsabilidad de asegurarse que dicho mantenimiento se haga correctamente recae enteramente en usted. Además, si surge algún desperfecto grave inesperado, las facturas de mantenimiento y reparación pueden ser bastante altas, por lo que deberá tener ahorros y pagar un seguro para proteger su bolsillo.

Compromiso a largo plazo

Tener una propiedad normalmente conlleva pedir un crédito hipotecario, cuyos plazos normalmente van de los 10 a los 30 años. Tenga en cuenta que sus condiciones pueden cambiar drásticamente durante este período, por lo que contar con este compromiso puede ser una desventaja a futuro. Algunas personas piensan que, si sus planes cambian, podrán vender su casa fácilmente para comprar una distinta; sin embargo, es importante recordar que la venta de una casa también representa un gasto para el propietario y toma tiempo, por lo que cambiar de planes puede ser menos sencillo de lo que parece.

Riesgos financieros

Al comprar una propiedad, usted estará también adquiriendo riesgos financieros que vienen de la mano con el compromiso a largo plazo. Uno de ellos es, por ejemplo, el no poder pagar su hipoteca por alguna emergencia futura. Lamentablemente, muchas personas pasan por esta desafortunada situación y pierden años de inversión al no poder continuar con sus pagos de hipoteca.

Ventajas de alquilar una casa

Article Image

La opción de rentar una vivienda es normalmente vista como inferior cuando se trata de decidir entre alquilar o comprar una casa. Sin embargo, el arrendamiento puede ser una excelente opción para muchas personas ya que cuenta con beneficios como los siguientes:

Mensualidades más bajas

El costo mensual de rentar una propiedad suele ser más bajo que las mensualidades que tendría que pagar si la comprara. Además, la compra implica otros pagos distintos a la mensualidad (como los seguros, impuestos y comisiones). Gracias a esto, si decide rentar podrá ahorrar más dinero o conseguir un lugar más amplio o mejor ubicado.

Flexibilidad

Algunas personas no están listas para asentarse en un lugar por muchos años, por lo que rentar es la opción más lógica para ellas. Si bien las propiedades se pueden vender o alquilar para poder mudarse a otro lugar, estos procesos toman tiempo y dinero. Si usted no está seguro de querer establecer un hogar a largo plazo, alquilar puede ser su mejor opción.

El costo inicial es más bajo

Si bien muchos contratos de alquiler estipulan un depósito inicial que deberá pagar antes de rentar, los costos iniciales de una hipoteca son mucho más altos. Además de un enganche que, como comentamos anteriormente, es mínimo del 3-5% del valor total del inmueble, usted deberá cubrir otros gastos como el seguro de la hipoteca, la comisión por apertura e investigaciones de crédito, entre otros.

Desventajas de alquilar una casa

Alquilar una casa también tiene desventajas que deberá tomar en consideración. Algunas de ellas son:

Dificultad para hacer adecuaciones

Dependiendo de su contrato de alquiler, es probable que incluso pintar las paredes de su nuevo hogar de un color distinto al original sea imposible. Cuando usted posee una propiedad, no necesitará pedir permiso para hacer alguna modificación o adecuación (siempre y cuando cumpla con los estándares de construcción de la zona). Sin embargo, los contratos de alquiler normalmente prohíben al inquilino hacer modificaciones al inmueble.

Menor estabilidad

Cuando alguien es dueño o dueña de su propia casa, podrá habitarla indefinidamente. En cambio, si el arrendador de su casa en renta decide que no quiere renovar el contrato de alquiler al expirar, usted tendrá que buscar un nuevo hogar y tendrá que mudarse.

Menor número de gastos imprevistos

Los arrendadores son responsables de mantener su propiedad en renta en buen estado para sus arrendatarios. Por lo tanto, si usted alquila una casa y esta presenta algún desperfecto imprevisto, los gastos de las reparaciones correrán a cargo del propietario. Cuando usted tiene una propiedad, cualquier gasto de mantenimiento y reparación corre a su cargo.

¿Cuándo debería comprar una casa?

Si bien existen muchos casos en los que alquilar una casa es más conveniente que comprarla, sabemos que tener una propiedad es la meta de muchas personas. Para asegurarse de que la compra de una casa es su mejor opción, le sugerimos que espere a cumplir las siguientes condiciones para dar este gran paso:

  • Tener ahorrado suficiente dinero para pagar el enganche.
  • Contar con estabilidad laboral (tener al menos un año en su empleo actual).
  • Saber con claridad qué tipo de vivienda necesita hoy y en el futuro.
  • Analizar las ofertas de créditos hipotecarios y encontrar una que sea atractiva.
  • Tener solvencia económica más allá de cubrir los gastos mensuales de la hipoteca (por aquello de los imprevistos).
  • Contar con ingresos suficientes para pagar las mensualidades de la hipoteca (Bank of America sugiere que este pago no rebase el 36% de sus ingresos mensuales).

Alquilar o comprar: una gran decisión

Como ya sabe, el objetivo de SABEResPODER es ayudarle a tomar las mejores decisiones. Esperamos que este artículo le ayude a saber si le conviene más alquilar o comprar una casa. Si tiene alguna otra pregunta sobre este tema, o necesita asesoría sobre su caso específico, no dude en contactarnos por medio de nuestro chat. Ya sea que decida alquilar o comprar, nuestros asesores estarán encantados de ayudarle.