logo
ayuda_del_gobierno_para_comprar_casa_1.jpeg

Ayudas del gobierno para comprar su primera vivienda: ¿Cómo obtenerlas?

¿Está buscando comprar una casa? Primero que nada: ¡muchas felicidades! Adquirir una vivienda es uno de los pasos más importantes en la vida de cualquier persona y puede significar una enorme diferencia en la vida financiera de su familia. Por fortuna, el gobierno de Estados Unidos cuenta con una amplia variedad de programas de ayuda que pueden hacer este proceso más llevadero. Siga leyendo para enterarse de los programas de ayuda del gobierno más populares.

¿Cómo puedo obtener una casa con ayuda del gobierno?

Debido a que existen muchos programas de gobierno que ofrecen ayuda para comprar una casa, el proceso de aplicación es muy variable. En la mayoría de los casos, necesitará demostrar que sus ingresos están por debajo de algún nivel predeterminado. En algunos, la ayuda se solicita al mismo tiempo que se presenta la aplicación para la hipoteca y en otros la ayuda sólo se puede pedir una vez que se cuenta con este tipo de préstamo bancario.

Por esta razón, le recomendamos que busque la información de cómo aplicar para los programas gubernamentales de ayuda financiera una vez que haya encontrado uno para el que sea elegible. Para ayudarle en esta búsqueda, a continuación le presentamos un listado de los programas más comunes y sus principales características.

Tipos de ayudas para comprar su primera vivienda

Los siguientes programas son los principales recursos gubernamentales a los que podría tener acceso para comprar una vivienda. Cada uno de ellos está enfocado a distintos sectores de la población y tiene distintos requerimientos, y es probable que sea elegible para más de un programa. Sin embargo, algunos de ellos no pueden ser usados en conjunto (mientras que otros sí). Por estas razones, es de suma importancia que los estudie todos con sumo cuidado y defina la estrategia que más le convenga según su situación personal.

Préstamo USDA

Además de regular la industria agropecuaria del país, el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA, por sus siglas en inglés) tiene como objetivo el fomentar el desarrollo de las zonas rurales. Por esta razón, este órgano ofrece préstamos para adquirir viviendas a personas que vivan o piensen vivir en zonas rurales y que puedan demostrar que tienen ingresos bajos (la cantidad exacta depende de la zona).

Este tipo de préstamos son muy convenientes ya que, por lo general, no requieren de un pago inicial o enganche y presentan tasas de interés muy por debajo de la media del mercado (pueden llegar a ser tan bajas como el 1% anual). Si usted piensa comprar una casa en una zona rural del país, le recomendamos que contacte a su oficina local del USDA (sitio disponible sólo en inglés) para verificar sus opciones.

Préstamo de la FHA

Un préstamo de la Administración Federal de Vivienda (FHA, por sus siglas en inglés) es una hipoteca asegurada por el gobierno y emitida por un banco u otro prestamista aprobado por esta agencia. Los préstamos de la FHA requieren un pago inicial más bajo que muchos préstamos convencionales y los solicitantes pueden tener puntajes de crédito más bajos de lo que generalmente se requiere.

Los préstamos de la FHA están diseñados para ayudar a las familias de ingresos medios o bajos a ser propietarios de una vivienda. Los requisitos para obtener un préstamo de este tipo son variables según las condiciones de cada solicitante, por lo que le recomendamos buscar un banco o prestamista local que trabaje con la FHA para obtener más información sobre su elegibilidad y opciones.

Préstamo VA

El Departamento de Asuntos de Veteranos de los EE.UU. (VA, por sus siglas en inglés) garantiza hipotecas para miembros activos de la milicia, veteranos y cónyuges sobrevivientes de los mismos. Gracias a esa garantía gubernamental, los prestamistas pueden ofrecer enganches y tasas de interés mucho más bajas que las típicas del mercado. Asimismo, los requisitos de puntaje de crédito para obtener un préstamo respaldado por la VA son menos estrictos que para una hipoteca regular.

Si usted es miembro activo de la milicia, veterano o cónyuge, le recomendamos que revise este panfleto en el que se explica la elegibilidad del programa y se explican sus beneficios.

Fannie Mae y Freddie Mac

Article Image

Fannie Mae y Freddie Mac son compañías hipotecarias privadas conocidas como empresas patrocinadas por el gobierno (GSE, por sus siglas en inglés). Ninguna de estas dos empresas brinda servicios de préstamo directo a los compradores, pero usted puede solicitar una hipoteca respaldada por ellos con cualquiera de los acreedores autorizados. A este tipo de hipotecas se les conoce como “préstamos convencionales”.

La ventaja de obtener una hipoteca respaldada por una de estas compañías es que, al extender el préstamo, el riesgo al que se expone el banco prestamista se reduce, por lo que pueden ofrecer tasas de interés y enganches más bajos. Para obtener un préstamo de este tipo, deberá acudir con su banco de preferencia, verificar si sus préstamos están respaldados por alguna de estas instituciones y aplicar para el respaldo llenando este formulario.

HomePath Ready Buyer de Fannie Mae

Debido a que Fannie Mae respalda una enorme cantidad de hipotecas, algunas de ellas caen en embargo y la empresa toma posesión de las mismas. Por eso creó el programa HomePath (sitio disponible sólo en inglés), el cual ofrece en venta viviendas en dicha situación que usted puede comprar a precios competitivos por medio de una hipoteca respaldada por la empresa.

Además, Fannie Mae lanzó en 2015 el programa de educación financiera Ready Buyer para ayudar a los potenciales compradores de viviendas HomePath a educarse sobre el proceso de comprar una de estas viviendas embargadas. Este programa educativo tiene un costo de $75, pero si lo completa y cumple con los requisitos para obtener una hipoteca para una propiedad HomePath, podrá obtener hasta el 3% del valor de su vivienda en ayuda para pagar los costos de cierre, además de un reembolso del costo del programa.

Good Neighbor Next Door

Good Neighbor Next Door (Buen Vecino de al Lado) es un programa ofrecido por el Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano (HUD, por sus siglas en inglés) de los EE.UU. que permite a las personas que trabajan en puestos de servicio público específicos comprar viviendas calificadas con descuentos de hasta el 50%. Algunas de las profesiones que son elegibles para este programa son:

  • Policías
  • Profesores
  • Bomberos
  • Técnicos en emergencias médicas (EMT)

Si usted tiene alguno de los trabajos antes mencionados, consulte este sitio para obtener más información sobre este programa de ayuda.

Seguro Hipotecario por Eficiencia Energética

Un Seguro Hipotecario por Eficiencia Energética (EEM, por sus siglas en inglés) es una ayuda del gobierno para comprar o refinanciar una vivienda que cumpla con ciertos requisitos de eficiencia energética o para mejorar una vivienda para que sea más eficiente energéticamente. Al igual que otros tipos de hipotecas, la vivienda sirve como garantía del préstamo. Un EEM puede ser un préstamo convencional (sin respaldo), estar respaldado por la FHA o garantizado por el VA de EE.UU., por lo que esta ayuda puede ser combinada con esas opciones anteriormente descritas.

Para saber si su nueva vivienda califica para obtener este tipo de ayuda, pregunte a su banco o prestamista hipotecario sobre esta opción.

Sección 203(k) de la FHA

Un préstamo FHA 203(k), también conocido como seguro hipotecario de rehabilitación, préstamo de rehabilitación hipotecaria, préstamo de renovación o préstamo de la Sección 203(k), es una excelente opción para quienes buscan comprar una vivienda que requiera reparaciones y encargarse de estas por sí mismo. Es un tipo de préstamo del gobierno que se puede utilizar para financiar tanto la compra de la vivienda como cualquier modificación o reparación que necesite bajo una sola hipoteca. Además, este tipo de préstamos pueden incluso cubrir los gastos de renta en otra vivienda mientras usted realiza las reparaciones de su nueva casa.

Programa de viviendas públicas del HUD

Las viviendas del HUD son propiedades embargadas que originalmente se compraron con préstamos de la FHA. Estas propiedades residenciales se convierten en viviendas HUD cuando un propietario no puede mantenerse al día con los pagos mensuales de su hipoteca y no cumple con su préstamo. En esos casos, la FHA interviene, paga el saldo restante de la hipoteca al prestamista y confisca la propiedad del propietario.

Para recuperar el costo, el gobierno vende estas casas, a menudo ligeramente por debajo del valor de mercado para alentar a los compradores a comprarlas. Si bien las viviendas de HUD pasan por un proceso de valuación, se venden "tal cual", por lo que no se realizan reparaciones ni mejoras en la vivienda antes de venderla. Esto quiere decir que puede obtener una propiedad que requiere algunas reparaciones a un precio atractivo. Para buscar viviendas de este tipo, visite este sitio del HUD.

Programas estatales / locales

Las opciones de ayuda que describimos con anterioridad se encuentran disponibles a nivel federal. Esto quiere decir que puede encontrarlas en cualquier localidad a lo largo del país. Sin embargo, es posible que existan agencias u organizaciones locales que puedan ayudarle en la compra de una vivienda. Para obtener una lista de los programas de ayuda disponibles en su estado, visite este sitio.

Consideraciones a la hora de comprar su primera vivienda

Article Image

Comprar una casa es uno de los compromisos más importantes que podemos enfrentar en la vida. Por esta razón, es importante que tome en cuenta muchas consideraciones antes de dar este gran paso. Algunas de las más importantes son:

Considere cuidadosamente qué tipo de vivienda puede pagar

Antes de comenzar a buscar propiedades, asegúrese de saber cuánto puede pagar. Eso no significa el máximo que puede pedir prestado, sino el máximo que está dispuesto a pagar cada mes. Los pagos de préstamos hipotecarios y los costos asociados al ser propietario de una casa afectan su presupuesto mensual mucho más que pagar una renta.

Una buena técnica que puede aplicar para saber si puede pagar una hipoteca de cierta cantidad es planificar su presupuesto actual haciendo de cuenta que debe hacer los pagos para su hipoteca en vez de su renta. Viva con este presupuesto por tres meses y ahorre el dinero excedente para los gastos de su nueva casa. Así se dará cuenta de qué tan posible es pagar la hipoteca que imagina.

Investigue a profundidad la zona en donde piensa comprar

No se puede estar demasiado informado cuando se trata de comprar una propiedad, así que tómese su tiempo para aprender todo lo que pueda sobre el área que ha identificado como potencial lugar de compra. Hable con distintos agentes de bienes raíces y con su agente hipotecario para tener una idea de cómo es el mercado inmobiliario local. Utilice sitios como Zillow o Trulia (sitios disponibles sólo en inglés) para comparar precios en el área. Además, ubique las amenidades y servicios cercanos a esta zona.

Tómese su tiempo para detectar cualquier problema con la propiedad

Una vez que haya encontrado una propiedad que le interese, debe asegurarse de que no tenga sorpresas desagradables ocultas. Algunas preguntas que se puede hacer para verificar que todo esté en orden son:

  • ¿Hay olor a moho u otros olores extraños?
  • ¿Hay evidencia de alguna plaga en la vivienda?
  • ¿El inodoro funciona correctamente?
  • ¿Funciona bien el sistema de calefacción y/o aire acondicionado?
  • ¿Hay presión del agua suficiente?
  • ¿Funcionan bien los aparatos electrodomésticos incluidos?

No tenga miedo de hacer todas las preguntas que le parezcan necesarias para asegurarse de que la vivienda está en buenas condiciones.

Ponga en práctica sus habilidades de negociación

Como comprador, debe sentir que tiene el control de la transacción a través de una negociación sólida. Asegúrese de negociar lo mejor que pueda. Recuerde que cada dólar es valioso y que ningún vendedor ni agente inmobiliario va a darle el mejor trato posible desde un inicio, pero manteniéndose firme en su oferta y sabiendo dialogar es posible llegar a un acuerdo que le beneficie.

No se sienta presionado

Recuerde siempre que los agentes inmobiliarios son vendedores expertos y trabajan para el dueño actual de la casa. Por lo general, a ellos les interesa obtener una venta rápida al precio más alto posible. Para lograrlo, pueden hacerlo sentir presionado para que haga una oferta. Si se siente apurado, recuerde que siempre hay más opciones. Es menos probable que tome una decisión de la que se arrepienta si se toma el tiempo para considerarla de manera adecuada y objetiva.

¡Ser propietario de una vivienda es posible!

Ahora que ya conoce los principales programas de ayuda del gobierno para comprar una vivienda, le invitamos a que siga investigando sus opciones y esperamos que encuentre una que se adecúe a sus necesidades y a su situación. En SABEResPODER estamos para servirle, por lo que si tiene preguntas, puede contactarnos en nuestro chat que se encuentra en la barra superior de este sitio o en nuestra página de Facebook.