logo
Imagen-Index_Guía_como_administrar_credito_copy.jpeg

¿Qué es el crédito?

El crédito es una operación financiera en la que una persona o institución (prestamista, banco, comerciante o compañía de tarjetas de crédito), conocida como acreedor, le presta una cantidad de dinero a otra persona, que se convierte en prestataria (o deudora). Para esto es necesario firmar un contrato donde la persona deudora se compromete a pagar la cantidad solicitada en un plazo definido.

Al solicitar un crédito, usted formará parte de una relación de confianza en la que, para recibir todos sus beneficios, será necesario que cumpla con los pagos correspondientes. De lo contrario, su puntaje de crédito quedará afectado y podría traerle obstáculos financieros en el futuro. 

Le invitamos a conocer algunos de los beneficios de tener un buen puntaje de crédito y las desventajas de tener un mal puntaje de crédito.

Beneficios y riesgos del crédito

Solicitar un crédito puede ser algo muy útil para cumplir sus metas financieras; sin embargo, este debe usarlo de manera responsable a fin de no caer en una situación que ponga en riesgo su estabilidad financiera. Por eso es importante que, antes de solicitar un crédito conozca bien los beneficios y riesgos de tener un crédito. 

Beneficios

  • Solicitar un crédito para hacer compras sin la presión de tener que pagar el monto total de manera inmediata. 
  • Existe la posibilidad de pagar los artículos en cuotas mensuales. 
  • Gracias al crédito tiene más posibilidades de cumplir su sueño de comprar un auto, una casa, poner un negocio o pagar los estudios de sus hijos/as. 
  • Puede dejar de cargar mucho dinero en efectivo en su cartera porque puede pagar muchas cosas con su tarjeta de crédito. 
  • Buscando bien, puede encontrar muy buenas tasas de interés y tarifa bajas de pagos mensuales. 

Riesgos

  • Si solicita un crédito por una cantidad demasiado alta corre el riesgo de contraer más deudas.
  • Podría caer en la tentación de hacer compras impulsivas cuyos costos después le costará saldar.
  • Si no hace sus pagos a tiempo, aumentarán los intereses. 
  • Si no hace un buen uso de su crédito su puntaje de crédito puede verse afectado y después será más difícil que un prestamista confíe en usted. 

Tipos de crédito

Article Image

Existen diferentes motivos para solicitar un crédito. El más común es el deseo de tener los fondos necesarios para realizar compras de artículos que no podríamos pagar en una sola exhibición. Para hacer compras de artículos o servicios de mediano valor (como electrodomésticos) lo más común es utilizar una tarjeta de crédito. Sin embargo, para hacer compras más sustanciales (como un auto o una casa) existen créditos especializados.

A continuación le explicamos cuáles son los tipos de crédito más solicitados.

Tarjetas de crédito

Las tarjetas de crédito son instrumentos emitidos por una institución financiera que permiten a sus usuarios el acceso a una línea de crédito con la que podrán comprar bienes o servicios. El titular de la tarjeta de crédito deberá pagar su saldo en tiempo y forma según sea establecido en un contrato con la institución acreedora.

¿Cómo escoger una tarjeta de crédito?

Antes de acudir a un banco a solicitar una tarjeta de crédito le invitamos a tomar en cuenta las siguientes preguntas para asegurarse de que la tarjeta de crédito que desea tramitar sea la mejor para usted.

  • ¿Cuál es la comisión anual?
  • ¿Cuál es la tasa de porcentaje anual?
  • ¿Cuál es la tasa de interés?
  • ¿Existe un período de gracia antes de la fecha límite de pago?
  • ¿Cómo se define el período de facturación?
  • ¿Cuál es la comisión por retiro de efectivo?
  • ¿Cuál es el límite de crédito?
  • ¿Cuál es la comisión por pago tardío?
  • ¿Qué incentivos (puntos, devolución de efectivo u otro estímulo adicional) puedo obtener al usar la tarjeta?

Considere elegir la que mejor se ajuste a su presupuesto.

¿Cómo funcionan las tarjetas de crédito?

Una vez que haya elegido su tarjeta de crédito con base en las respuestas a las preguntas anteriores, usted podrá tramitarla y disfrutar de sus beneficios. Los pasos para usar una tarjeta de crédito son relativamente sencillos:

  1. Usted hace sus pagos con su tarjeta de crédito durante el período de facturación.
  2. El banco paga lo que usted compró a los negocios correspondientes.
  3. Al terminar el período de facturación, el banco le enviará su estado de cuenta con los cargos por sus compras.
  4. Usted deberá pagar el saldo de su tarjeta de crédito en tiempo y forma.
Lo que debe saber: Tome en cuenta que si usted no paga su factura durante el periodo de gracia, el banco o la institución financiera que le otorgó la tarjeta le cobrará intereses y el monto a pagar será mayor. ¡Haga todo lo posible para pagar a tiempo!

Diferencia entre tarjetas de débito y crédito

Tanto las tarjetas de débito como las de crédito son herramientas que nos ayudan a manejar nuestras finanzas y a evitar el uso de dinero en efectivo. Si usted requiere una tarjeta para hacer pagos con el dinero que ya tiene ahorrado, una tarjeta de débito es su mejor opción. Sin embargo, si requiere financiar compras mayores, lo que necesita es una tarjeta de crédito.

La principal diferencia entre las dos es que con la tarjeta de débito usted utiliza sus fondos bancarios existentes, mientras que con la tarjeta de crédito usted hace uso de dinero prestado por la institución que la proporcionó. La elección de cuándo usar cada tarjeta dependerá de sus objetivos financieros. Para comprender mejor sus opciones elaboramos esta lista de las principales diferencias entre estos dos tipos de tarjeta.

Débito

  • Una tarjeta de débito está asociada directamente a su cuenta corriente o de ahorros.
  • Con ella, puede retirar efectivo en cajeros automáticos (ATM, por sus siglas en inglés). Si utiliza un cajero de su mismo banco, no se le cobrarán comisiones.
  • Puede hacer pagos por Internet o en los establecimientos que aceptan pagos con tarjeta.
  • Los pagos o retiros dependen de cuánto dinero tenga en su cuenta bancaria.
  • Si cuenta con pagos domiciliados, es posible que incurra en cargos si no cuenta con suficientes fondos en su cuenta.
  • Las tarjetas de débito tienen una protección contra fraudes menor que las de crédito.

Crédito

  • Para obtener una tarjeta de crédito por primera vez, es necesario demostrar al acreedor que tiene ingresos estables. Esto lo puede garantizar con su nómina o pensión. Si ya ha tenido tarjetas de crédito anteriormente, la apertura de una nueva depende de su puntaje e historial en el buró de crédito.
  • Tiene un límite de crédito para realizar sus pagos, sin necesidad de tener dinero en una cuenta bancaria.
  • Lo que usted pague con su tarjeta de crédito deberá ser pagado de vuelta. Sin embargo, usted cuenta con la opción de diferir pagos o de pagar la suma entera adeudada en cada ciclo de pago.
  • Deberá pagar intereses si no paga su saldo durante el período de gracia.
  • Puede retirar efectivo de cajeros automáticos, pero las comisiones por hacerlo suelen ser elevadas.
  • Las tarjetas de crédito tienen mayor protección contra fraudes que las de débito.

Lo que debe saber: En resumidas cuentas, al usar su tarjeta de débito usted utiliza su propio dinero disponible en su cuenta corriente o de ahorros. En cambio, con una tarjeta de crédito, usted utiliza los fondos de su acreedor —generalmente un banco— los cuáles deberá pagar a plazos más adelante.

Hipotecas

La hipoteca es un tipo de crédito que se utiliza para comprar una vivienda o, si ya tiene una, un préstamo de dinero sobre el valor de la misma. Cuando firma el contrato de una hipoteca, el prestatario adquiere la obligación de pagar al acreedor el dinero prestado más los intereses y comisiones correspondientes en plazos.

Tipos de hipotecas

Los tipos de hipoteca varían dependiendo de la institución financiera que hace el préstamo. Los tipos de acreedores hipotecarios más importantes son:

  • Agencias del gobierno. En estas hipotecas, quienes garantizan los préstamos son las siguientes agencias del gobierno:
    • Administración Federal de Vivienda (FHA, por sus siglas en inglés). Aquí le exigen un mínimo de 580 puntos en su puntaje de crédito y el pago inicial suele ser el 3.5% del precio total de la vivienda, es decir, la FHA le otorga un préstamo por el 96.5% del precio del inmueble.
    • Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA, por sus siglas en inglés). Está enfocado a quienes buscan una vivienda en algún área rural del país. En este caso, no se requiere que la persona interesada tenga puntaje de crédito y en muchas ocasiones financian la casa en un 100%, sin que deba haber un pago de enganche.
    • Departamento de Asuntos de Veterano (VA, por sus siglas en inglés). Como su nombre lo indica, está enfocado a miembros y veteranos de las fuerzas armadas. Aquí tampoco se requiere de un puntaje de crédito mínimo y pueden financiar el 100% del costo de la vivienda sin que haya un pago de enganche.
  • Empresas privadas patrocinadas por el gobierno (GSE, por sus siglas en inglés). Para acceder a esta hipoteca, la persona interesada necesita un puntaje de crédito de 620 o más puntos. Estas empresas suelen financiar hasta el 97% del total del precio de la vivienda; por lo tanto, el pago inicial puede ser de solo el 3% del costo de la vivienda. Las dos principales son Fannie Mae y Freddie Mac.
  • Bancos privados. En estas hipotecas, el monto del préstamo suele ser más elevado que el de las hipotecas respaldadas por el gobierno; por lo tanto, se requiere un puntaje de crédito de mínimo 700 puntos. Además, el pago inicial para acceder al préstamo suele ser del 20% del precio de la vivienda.

Lo que debe saber: ¿Puedo pedir una hipoteca sin número de seguro social (SSN, por sus siglas en inglés)? Es una de las preguntas de gran interés para muchas personas de nuestra comunidad; y la respuesta es sí, pero siempre y cuando usted tenga un Número de Identificación Personal de Contribuyente (ITIN, por sus siglas en inglés) y un buen puntaje de crédito. Sin embargo, es importante saber que en estos casos las tasas de interés serán de aproximadamente el 6% y los requisitos de pago de anticipo serán de alrededor del 15%, es decir, serán más altos de lo normal.

Pasos para adquirir una hipoteca

La Oficina para la Protección Financiera del Consumidor (CFPB, por sus siglas en inglés) recomienda seguir los siguientes pasos para lograr obtener una hipoteca:

  1. Determine cuándo es que quiere comprar una casa.
  2. Revise sus informes de crédito para saber si tiene el puntaje necesario para la hipoteca que desea.
  3. Si es necesario, mejore su puntaje de crédito antes de solicitar el préstamo hipotecario.
  4. Pague sus deudas, ya que los prestamistas de hipotecas suelen evaluar cuánta deuda tienen las personas en comparación con sus ingresos.
  5. Asegúrese de tener el dinero suficiente para su pago inicial.
  6. Antes de elegir una hipoteca, haga las siguientes preguntas al prestamista:
  • ¿Cuál es el monto total del préstamo hipotecario?
  • ¿Cuál es la tasa de interés? ¿Es fija o variable?
  • ¿Cuál es la tasa anual efectiva (TAE)?
  • ¿Cuál es el plazo del préstamo?
  • ¿Cuáles son las comisiones y costos de cierre del préstamo?
  • ¿Tiene la hipoteca otras características de riesgo (como penalizaciones por pago anticipado o cláusula de pago global final)?

Lo que debe saber: Después de resolver estas preguntas, cerciórese de que la hipoteca de su elección sea aquella que se ajusta a su presupuesto. Para saber cuánto puede pagar, tome en cuenta cuáles son los ingresos familiares, sus gastos y sus prioridades de ahorro. Antes de firmar su contrato hipotecario, considere asesorarse a través de los canales oficiales del gobierno.

Préstamos

Además de los créditos hipotecarios, existen también otros tipos de préstamos a los que usted podría tener acceso.

Tipos de préstamos

Los tipos de préstamos más solicitados suelen ser:

  • Préstamos para estudiantes. Este es el tipo de préstamos que se utilizan para solventar los gastos de un estudiante, sobre todo en el periodo universitario. Existen dos tipos:
    • Préstamos federales. Son otorgados por el Gobierno de EE.UU. y son los más convenientes, pues los plazos de pago se pueden ajustar mejor a su capacidad financiera.
    • Préstamos privados. Son los que provienen de instituciones financieras privadas y, por lo general, aplican tasas de interés y cargos más elevadas que los préstamos federales. Además, no ofrecen mucha flexibilidad de pago. Por esto, antes de solicitar uno de estos préstamos, asegúrese de que realmente lo necesita y considere agotar todas sus posibilidades de obtener un préstamo federal.
  • Préstamos para auto. Como su nombre lo indica, es el que se utiliza para financiar la compra de un automóvil. Existen dos opciones:
    • Préstamo directo. Se obtiene directamente de un banco o una cooperativa de crédito a la que usted deberá pagar, en un periodo de tiempo determinado, el monto financiado además del cargo financiero acordado bajo contrato.
    • Financiación del concesionario. En este caso, el préstamo lo hace la concesionaria de autos, a la que deberá hacer directamente los pagos de su deuda.
  • Préstamos para abrir un negocio. La Agencia Federal para el Desarrollo de la Pequeña Empresa (SBA, por sus siglas en inglés) ofrece, en conjunto con instituciones financieras privadas, un programa de préstamos para pequeñas empresas. De esta manera, ayudan a las nuevas empresas a cubrir sus necesidades financieras cuando van empezando, como los costos de compra o renta de un local, o los gastos de nómina. Aunque existen estos tipos de préstamos en bancos privados, es más recomendable acercarse al programa de la SBA, ya que ahí es posible extender los plazos de pago según su capacidad económica.

Lo que debe saber: Al igual que con las hipotecas, es posible adquirir este tipo de préstamos sin SSN siempre y cuando usted tenga su ITIN y, si en el futuro usted llega a calificar para obtener su Número de Seguro Social, podrá transferir su crédito de su ITIN a su SSN.

¡Cuidado con los préstamos fraudulentos!

Tenga mucho cuidado con las estafas o fraudes relacionados con la solicitud de préstamos tanto al gobierno como a las instituciones financieras privadas. A continuación le proporcionamos algunos consejos para no caer en las garras de los estafadores. ¡No se deje!

  1. No firme documentos sin que los haya revisado su abogado. No firme documentos sin revisar con cuidado las letras pequeñas y, sí es posible, considere acudir con un abogado para que los revise y apruebe.
  2. No realice pagos a ninguna institución que no sea la que le hizo el préstamo.
  3. Recuerde que la ayuda del gobierno es gratuita, así que no pague a nadie que diga que pertenece a alguna agencia del gobierno.
  4. No proporcione a nadie su información personal (SSN o datos de cuenta bancaria) sin confirmar que dicha persona pertenece a la institución que le hizo el préstamo.

Lo que debe saber: Si usted es víctima de un préstamo fraudulento: ¡Denuncie! Presente una queja por internet ante la Comisión Federal de Comercio (FTC, por sus siglas en inglés) o llame de manera gratuita al 1-877-382-4357 o al 1-866-653-4261.

¿Qué es un puntaje de crédito?

Article Image

El puntaje de crédito es un sistema de puntuación que utilizan los prestamistas para decidir si deben otorgar un préstamo a una persona. Si la institución financiera decide otorgarlo, los términos del contrato también estarán determinados por el puntaje de crédito. Por todo esto, es importante que usted esté al tanto de cuál es su puntaje de crédito y, si es necesario, que lo mejore. Solo así tendrá acceso a los préstamos que desee y a los términos contractuales más convenientes.

Buen puntaje de crédito

  • Le brinda seguridad financiera.
  • Puede ayudarle a realizar compras grandes (como casas o autos) sin tener que hacer grandes depósitos.
  • Le brinda opciones de préstamo para abrir o hacer crecer su negocio.
  • Puede darle acceso a fondos para gastos de emergencias.
  • Puede traer consigo programas de recompensas (como las millas de aerolíneas).

Mal puntaje de crédito

  • Puede presentarle obstáculos financieros.
  • Algunos acreedores pueden negarle un préstamo.
  • Le pueden ofrecer préstamos con intereses más altos.
  • Para los préstamos grandes (casas o autos) pueden pedirle depósitos más altos.
  • Se puede quedar sin fondos para gastos de emergencias.

Cómo checar el puntaje de crédito

Para saber cuál es su puntaje de crédito es necesario que conozca su informe de crédito, el cual únicamente puede ser realizado por las tres grandes compañías de informes de crédito: TransUnion, Equifax y Experian.

En su informe de crédito se encuentra todo su historial crediticio: nombre, domicilio, SSN, la información de sus tarjetas de crédito, cuántos préstamos tiene, cuánto dinero debe y si paga sus facturas en tiempo y forma.

Afortunadamente, es posible conseguir su informe de crédito ¡completamente gratis!

A continuación le decimos cuáles son los pasos para obtenerlo.

1. Solicite su informe de crédito gratuito. Según la Ley de Informes de Crédito Justos (FCRA, por sus siglas en inglés), usted tiene derecho a solicitar una copia de su informe de crédito a cada una de las compañías encargadas de realizarlos. Puede solicitarlo de dos maneras:

  • En línea en: www.annualcreditreport.com (solamente atienden en inglés).
  • Por teléfono en: 1-877-322-8228 (solamente atienden en inglés).

2. Corrija los errores. Lea detenidamente su informe de crédito y, si encuentra algún error o fraude, no dude en reportarlo a la compañía de informes de crédito a la que lo solicitó. La FTC proporciona un modelo de carta para disputar errores en los informes de crédito. Si después de hacer su reporte continúan los errores en su informe de crédito, puede presentar una queja ante la CFPB.

3. Comprenda su puntaje de crédito. Existen varios modelos de puntaje de crédito, pero el más utilizado es el de FICO, el cual oscila entre los 300 y 850 puntos y está basado en diversos factores:

  • Historial de pagos: 35%
  • Cantidad adeudada: 30%
  • Duración del historial de crédito: 15%
  • Solicitudes de crédito recientes: 10%
  • Combinación de créditos: 10%

Los rangos de puntaje de crédito de FICO están clasificados de la siguiente manera:

  • Excepcional: 800 o más
  • Muy bueno: 740 a 799
  • Bueno: 670 a 739
  • Razonable: 580 a 669
  • Deficiente: 579 o menos

4. Mejore su puntaje de crédito. Si su puntaje no es el más adecuado para sus intereses financieros ¡haga todo lo posible por mejorarlo!

¡Cumplir sus metas financieras es posible!

Deseamos que tras revisar esta información, usted tenga una mejor comprensión del mundo del crédito y sienta la preparación necesaria para solicitar su primer crédito, solicitar un nuevo crédito o mejorar su puntaje de crédito para poder ser acreedor de mayor financiamiento. ¡Cumplir sus metas financieras es posible!