logo
AdobeStock_221090401.jpeg

Beneficios de los probióticos para la salud

En nuestro cuerpo viven millones de microorganismos que en su gran mayoría son bacterias, las cuales tienen la importante tarea de mantener un ambiente más saludable, fuerte y seguro. Ahora bien, ¿qué tiene que ver esto con los probióticos?, y ¿por qué se habla tanto de ellos y sus grandes beneficios para la salud? ¡Incluso los hemos comido y bebido sin saberlo!

¡No se preocupe! Hoy conocerá cuáles son los beneficios de los probióticos para la salud y su importancia para mantener un sistema inmunológico más fuerte. Así que siga leyendo y al final de este artículo será capaz de conocer aún más su cuerpo y volverlo más saludable.

¿Qué son los probióticos?

Son microorganismos vivos que se ingieren en una cantidad específica con la finalidad de suplir a la población de bacterias “buenas” (microbiota) que se encuentran en el intestino.

Para explicarlo de una manera más sencilla, imagínese que en sus intestinos existe una población de trabajadores microscópicos y que usted de manera externa envía un autobús con más trabajadores para que los ayuden. Lo importante de este proceso es generar un equilibrio entre las diferentes especies que allí habitan.

¿De dónde se obtienen los probióticos?

A través de alimentos y suplementos podemos obtener la cantidad necesaria de microorganismos vivos. En algunos alimentos están presentes de manera natural debido a la fermentación, un ejemplo bastante común es el yogur. Sin embargo, estos también se pueden agregar a alimentos específicos reconocidos posteriormente como suplementos alimenticios.

Por otro lado, existen suplementos probióticos que cuentan con una dosis única de una cepa específica de microbios, o con una mezcla de diferentes cepas o de diferentes bacterias. Pero para conocer más sobre esto, le preparamos un apartado completo más adelante.

Principales beneficios de los probióticos

Como ya sabemos, los microorganismos contenidos en los probióticos entran a nuestro cuerpo con la finalidad de cumplir muchas funciones que benefician a nuestra salud, o al menos eso es lo que hemos escuchado, ¿no?

Resulta que la evidencia científica actual no ha logrado comprobar de manera concluyente la relación beneficiosa entre la ingesta de probióticos y la salud humana. Sin embargo, los resultados tampoco han arrojado una alta frecuencia en los efectos secundarios, lo que ha permitido a muchos incluirlos en su alimentación regular.

Aun así, le dejamos a continuación algunos de los beneficios conocidos que deja el consumo de probióticos a nuestra salud.

Restitución de la flora intestinal

Uno de los beneficios más asociados al consumo de probióticos es la restitución de la población que vive en los intestinos (flora intestinal) luego de un tratamiento con antibióticos. La razón es que, cuando se usa un antibiótico para eliminar una bacteria en específico, este también elimina bacterias “buenas” de nuestro organismo. En esas condiciones otras bacterias podrían ser más fuertes y crecer, provocando una infección intestinal.

Lo que debe saber: Tomar probióticos puede ayudar a restaurar la población de bacterias en el intestino después de un tratamiento con antibióticos, ayudando a mantener el equilibrio de nuestro organismo.

Prevención y tratamiento de enfermedades intestinales

Article Image

La evidencia científica más fuerte apunta a las ventajas que tiene utilizar probióticos en el tratamiento de la diarrea aguda reduciendo su duración, y en la prevención de la diarrea aguda adquirida en la comunidad y en los hospitales.

Por otro lado, también se han asociado ventajas en la prevención de:

Lo que debe saber: Para muchos de estos todavía son necesarios estudios más profundos y concluyentes.

Otras enfermedades que pueden combatir los probióticos

A pesar de la falta de resultados más concretos se ha logrado evidenciar un aparente beneficio contra enfermedades como:

  • candidiasis
  • intolerancia a la lactosa
  • hígado graso no alcohólico
  • caries
  • inflamación del páncreas (pancreatitis)
  • cáncer
  • cálculos renales
  • infecciones en los órganos y vías urinarias y genitales
  • encefalopatía hepática
  • colesterol alto

Lo que debe saber: Consulte aquí toda la evidencia científica del uso de probióticos en estas enfermedades.

Fortalecen el sistema inmunológico

Existe evidencia científica que documenta una modulación de la respuesta inmune en los humanos al usar probióticos. Este beneficio se da principalmente en la mucosa intestinal, pero también se expande a nivel sistémico.

Los probióticos tienen un efecto modificador del sistema inmune, el cual se encarga de aumentar la actividad destructiva (fagocítica) de los leucocitos, así como elevar la cantidad de linfocitos e inmunoglobulinas, lo que resulta en un fortalecimiento del sistema inmunológico para luchar contra procesos inflamatorios e infecciosos.

Mejoran la absorción de nutrientes

Article Image

Estudios han evidenciado que una de las funciones de la microbiota intestinal (población de microorganismos en el intestino) es favorecer la absorción de nutrientes como el hierro, magnesio y calcio.Los probióticos suman un refuerzo a la microbiota intestinal, lo que les permite mejorar la absorción de vitaminas y minerales en el intestino, así como favorecer la buena digestión.

Previenen y tratan las alergias

Precisamente el beneficio sobre el sistema inmunológico a nivel sistémico es el que hace posible las ventajas ante alergias. Un claro ejemplo es el evidenciado en estudios a niños con dermatitis atópica (Eccema).

Los probióticos que contienen una cepa específica (bifidobacteria) han demostrado tener un efecto positivo principalmente en alergias a temprana edad. Por otro lado, se ha asociado la administración de lactobacilos durante la etapa pre y posnatal a la reducción de alergias alimentarias y la dermatitis atópica.

Disminuyen la obesidad

Durante años se ha estudiado la aparente relación que existe entre la microbiota intestinal y la incidencia de sobrepeso, y los resultados han encontrado una disminución de lactobacilos y bifidobacterias en pacientes obesos que fueron comparados con pacientes no obesos.

Sin embargo, actualmente los estudios no han logrado establecer algo en concreto sobre el uso de probióticos para bajar de peso. La evidencia científica propone estudios más específicos y profundos que corroboren la aparente ventaja que podrían tener estos en pacientes con obesidad.

Mejora el estado de ánimo

Otro de los beneficios que se han asociado al consumo de los probióticos se debe a la relación entre el eje microbiota-intestino-cerebro, la cual ha sido objeto de estudio en muchas investigaciones obteniendo resultados bastante positivos. Gracias a estos resultados se ha planteado la posibilidad de que los probióticos puedan actuar como coadyuvantes en procesos mentales que afecten directamente el estado de ánimo.

Si la microbiota intestinal se ve relacionada con órganos como el cerebro, entonces es posible que los probióticos puedan ayudar a mejorar:

  • el estado de ánimo
  • la capacidad de la memoria
  • la depresión
  • la ansiedad
  • el autismo
  • el trastorno obsesivo-compulsivo
Lo que debe saber: Dos estudios, el primero sobre efectos de los probióticos en la salud mental (sitio solo disponible en inglés), y una revisión sistemática de los efectos de los probióticos en las funciones del sistema nervioso central (sitio solo disponible en inglés) dieron con un resultado más concreto. Usando bifidobacterias y lactobacilos que se administraban a través del yogur o algún suplemento probiótico de forma diaria lograron demostrar una aparente mejoría en cada uno de los puntos anteriores.

¿Cómo tomar probióticos?

Article Image

Como ya hemos venido mencionando, estos se administran principalmente por la vía oral, y las dos maneras de tomarlos es de forma natural, a través de los alimentos probióticos, o mediante suplementos con probióticos.

Alimentos probióticos

Son todos aquellos alimentos que contienen microorganismos vivos de manera natural y que afectan positivamente nuestro organismo. Veamos algunos de los más destacados:

Kéfir

Es un alimento probiótico que contiene 30 cepas de bacterias “buenas”, estas son ideales para combatir enfermedades digestivas, tumores, fortalecer el sistema inmune y mucho más. Esta bebida fermentada está hecha con una especie de granos compuestos por levaduras y bacterias, los cuales se pueden mezclar con cualquier tipo de leche (oveja, cabra, arroz, coco o soya) o incluso agua de coco.

La Asociación de Intolerantes a la Lactosa España (Adilac) cuenta que una de las ventajas del kéfir es que las personas que son intolerantes a la lactosa lo pueden beber sin ningún problema. ¡Además, es considerado alto en nutrientes!

“Un estudio de 2015 aseguró las ventajas del uso del Kéfir como antioxidante, agente antimicrobiano, agente antitumoral, inmunomodulador y mucho más''

- Adilac (Artículo).

Yogur natural

Es otro de los alimentos a base de leche fermentada, uno de los más conocidos y con una fuente de probióticos más fácil de obtener en la actualidad, ¡incluso lo puede hacer en casa! En su composición probiótica destacan la presencia de bacterias como lactobacilos, algunos estreptococos y bifidobacterias, las cuales se encuentran normalmente en la población de bacterias del intestino. 

La Fundación Española del Corazón destaca sus altos contenidos en vitaminas A y B, calcio, magnesio, fósforo y zinc, y comentan lo beneficioso que es el consumo de yogur para:

  • mejorar la intolerancia a la lactosa 
  • aumentar la población de bacterias “buenas” 
  • fortalecer el sistema inmune
  • prevención y tratamiento de diarreas en niños

Yakult

Para seguir con los alimentos a base de leche fermentada presentamos el Yakult. El contenido probiótico de este alimento está respaldado por 10 millones de bacterias de la especie Lactobacillus casei Shirota por cada 100 ml. 

El gran contenido de bacterias “buenas” hace de este producto bastante beneficioso, sin embargo, su contenido en azúcares añadidos podría no ser tan positivo, así que le recomendamos tener esto en cuenta. Por otro lado, hay que destacar las siguientes ventajas de consumir lactobacilos:

  • inhibe el crecimiento de microorganismos “malos” (Salmonella, Helicobacter y Shigella)
  • favorece la reducción de la intolerancia a la lactosa
  • fortalece el sistema inmune
  • mantiene el equilibrio de la flora intestinal
  • previene afecciones intestinales como la inflamación de colon

Chucrut

Article Image

Es una preparación obtenida luego de la fermentación de hojas frescas de la col y el repollo. Lo que ocurre es que una vez liberados los azúcares de estos alimentos, entran en contacto con las bacterias y levaduras que contienen, produciendo ácido láctico y posteriormente probióticos, los mismos que se pueden encontrar en el kéfir y el yogur.

Durante años se ha estudiado la composición bacteriana de estos alimentos, encontrándose gran presencia de lactobacillus y leuconostoc, ambos catalogados como probióticos. Algunos de sus beneficios para la salud son:

  • mantenimiento del corazón
  • prevención del cáncer
  • fortalecimiento del sistema inmune
  • disminución de la ansiedad y el estrés
  • favorecer la buena digestión
  • ayudar en la pérdida de grasa

Levadura natural

También conocida como masa madre en la panadería y pastelería, este alimento es un compuesto de bacterias y levaduras resultantes de la fermentación de algunos cereales (trigo) y los microbios vivos que habitan de forma natural en el ambiente. El contenido en probióticos garantiza beneficios a la salud y una mayor biodisponibilidad de los nutrientes. 

El proceso de fermentación se ha estudiado, obteniendo resultados bastante sorprendentes: se evidenció un aumento de la capacidad proteica y un mayor contenido de aminoácidos de forma libre. Algunas ventajas de usar la masa madre para hacer pan, galletas o tortas engloban lo siguiente:

  • potente antioxidante
  • menos índice glucémico
  • gran contenido de vitaminas B
  • mayor biodisponibilidad de hierro, zinc, magnesio, entre otros
  • mejora la digestión

Pepinillos fermentados

No son más que los típicos pepinillos, pero se fermentan a partir de un proceso que involucra sumergirlos en agua, vinagre y sal durante varios días. El resultado se conoce como pepinillos encurtidos y su contenido en probiótico es bastante alto al igual que otros encurtidos como las aceitunas, la berenjena almagro y las cebollitas perlas. Parte de sus beneficios probióticos destacan:

  • combatir los efectos negativos que dejan los antibióticos en la flora intestinal
  • previene el daño al hígado
  • previene los resfriados
  • favorece el estado de ánimo

Alimentos orientales

Principalmente, los que son hechos a base de hortalizas y legumbres como la soja. Estos son productos como el natto, el tempeh, la pasta de haba y el miso, los cuales pueden ser fermentados con cebada, arroz y sal marina. Es probable que solo se consigan en tiendas específicas.

Kombucha

Como última opción presentamos otra de las famosas bebidas preparadas a través del fermento, que proporcionan un alto contenido en probióticos. Esta se elabora utilizando el té negro.

Suplementos con probióticos

Article Image

Son todos aquellos productos comerciales que se elaboran para una afección específica, donde normalmente conseguiremos millones de cepas de una bacteria o de varios tipos de bacterias. Conozca algunas de las más saludables para su cuerpo.

Lactobacillus fermentum

Favorecen el crecimiento saludable de la flora intestinal, modificando y preparando el ambiente al eliminar toxinas y productos que se liberen durante la digestión para hacerlo más seguro.

Lactobacillus reuteri

Su gran presencia en el intestino ha demostrado que pueden ayudar a prevenir y tratar el Helicobacter pylori, cólico del lactante y diarreas en niños.

Lactobacillus acidophilus

Esta bacteria vive principalmente en la vagina y en el intestino. Sus estudios han demostrado que pueden posiblemente funcionar para prevenir o tratar distintos tipos de diarreas, así como:

  • infecciones vaginales bacterianas 
  • infecciones pulmonares en niños 
  • algunas alergias de la infancia 
  • síndrome de intestino irritable
  • cólicos en el lactante

Lactobacillus rhamnosus

Viven naturalmente en los intestinos y se han usado como tratamiento aparentemente efectivo en distintos tipos de diarreas en lactantes, niños y adultos, así como:

  • síndrome del intestino irritable
  • colon ulcerado
  • enfermedad de Crohn
  • infecciones vaginales causadas por bacterias o levaduras
  • intolerancia a la lactosa

Bifidobacterium animalis

Una de las bacterias cuyos beneficios han sido bastante estudiados. Viven principalmente en la vía gastrointestinal y podrían ayudar con:

  • el tratamiento de los efectos secundarios de los antibióticos 
  • el incremento de la resistencia del sistema inmune ante infecciones respiratorias 
  • la protección ante procesos intestinales como la diarrea
  • y el mejoramiento de la función del intestino

Bifidobacterium breve

Presentes principalmente en el intestino, donde su papel probiótico parece mejorar el sistema inmune para combatir diversas enfermedades, así como también:

  • alergias alimentarias de la infancia y dermatitis atópica
  • algunos trastornos intestinales
  • infecciones vaginales por candida albicans
  • distintos tipos de diarreas en niños

Bifidobacterium bifidum

Viven principalmente en la parte inferior del intestino grueso y su posible beneficio probiótico se ha asociado a:

  • síndrome de intestino irritable
  • fortalecimiento del sistema inmune
  • restitución de la flora junto a otros probióticos
  • diarreas
  • infecciones urinarias

¿Cuánto tiempo se deben de tomar los probióticos?

La recomendación general es que se tomen de forma diaria por al menos 4 semanas para evaluar su efecto beneficioso, pero si después de este tiempo no se ve mejoría alguna, lo ideal es cambiar de probiótico. En caso de que esté haciendo efecto la prolongación del tratamiento dependerá de su afección y las indicaciones de su médico.

Probióticos en niños

Article Image

Como ya hemos venido explicando, los estudios y evidencia científica que existen han encontrado un posible efecto favorable de los probióticos en los niños desde tempranas edades. Ya sea para evitar algunos tipos de alergia como para tratar procesos diarreicos o efectos secundarios de los antibióticos. De hecho, algunos estudios han relacionado la ingesta de probióticos en mujeres durante el embarazo y el periodo de lactancia con la prevención de algunas enfermedades en el niño.

“Los probióticos NO son una solución a los cólicos del lactante, pero sí son una parte importante en el tratamiento para lograr la solución”.

- Jesús Garrido, pediatra (Video).

Probióticos en mujeres

Además de todos los posibles beneficios que explicamos con anterioridad, en las mujeres cabe destacar la importancia que tienen los probióticos en la microbiota vaginal, principalmente los lactobacilos, ya que estos son los que más se encuentran en la vagina. Estas bacterias son las encargadas de mantener un pH ácido protegiendo a las mujeres de manera natural.

Lo que debe saber: Un desequilibrio del ecosistema bacteriano de la vagina podría resultar en enfermedades infecciosas. Esta evidencia científica relaciona el uso de antibióticos con los probióticos como medicamentos efectivos para la vaginitis.

Probióticos en hombres

Al igual que en las mujeres, los beneficios de los probióticos a nivel intestinal pueden favorecer a los hombres. Por ejemplo, existe la posibilidad de que los probióticos puedan ayudar en el tratamiento de la disfunción eréctil.

Preguntas frecuentes

¿Cuál es la diferencia entre los prebióticos y probióticos?

Imagine por un momento que tenemos una planta llamada “microbiota” y necesitamos sembrarla en un recipiente, pero para ello debemos preparar la tierra con un abono que llamaremos “prebiótico”, el cual la va a nutrir y hará que crezca y se mantenga más fuerte. Lo que quiere decir esto es que básicamente los prebióticos son el alimento de los probióticos, lo que permite nutrir nuestra población de bacterias “buenas”.

¿Cuál es el mejor momento para tomar probióticos?

Sin duda alguna, el mejor momento para hacerlo es cuando su médico lo indique. Tenga en cuenta que estos se usan para prevenir o tratar ciertas enfermedades, por lo que es el médico el que debe decidir si es necesario que los tome y cuál debe elegir. Algunos alimentos probióticos como el yogur y el kéfir, son recomendables consumir a diario, pero insistimos, para llevar un mejor control consulte con un especialista de confianza.

¿Cómo saber si la flora intestinal está bien?

Se han establecido algunos síntomas que podrían indicar problemas en la flora intestinal:

  • diarreas
  • estreñimiento
  • intoxicaciones alimentarias
  • gases o hinchazón constantemente después de las comidas
  • heces con un olor muy fuerte
  • mal aliento
  • sistema inmune débil
  • necesidad de consumir azúcares en exceso

Pueden existir otros síntomas, pero lo mejor es que siempre consulte con un médico especialista antes de consumir cualquier medicamento.

¡Mantenga un equilibrio saludable con probióticos!

Los microorganismos que viven dentro y fuera de nuestro cuerpo deben mantener un ambiente equilibrado para que el sistema inmune pueda combatir distintos tipos de enfermedades. Los probióticos han demostrado una posible solución y prevención ante distintas patologías, pero principalmente funcionan como restauradores de la microbiota intestinal.

La ingesta de estos microorganismos vivos debe ser recetada y vigilada por un profesional de la salud, y como en SABEResPODER nos aseguramos que cuente con todas las herramientas necesarias, le ofrecemos SEP+ una membresía diseñada para cuidar su salud.