logo
como_salir_de_adicción_1.jpeg

Qué son las adicciones y cómo salir de ellas

Las adicciones son uno de los problemas de salud que más afectan a millones de personas en Estados Unidos. Por eso es tan importante aprender a prevenirlas y enfrentarlas. Si usted o alguien que conoce sufre de alguna adicción, ¡ha llegado al lugar correcto! Siga leyendo para aprender más sobre los peligros de las adicciones, sus tipos más comunes y qué hacer para incrementar sus probabilidades de vencerlas.

¿Qué son las adicciones?

Las adicciones son enfermedades crónicas y recurrentes del cerebro que se caracterizan por la búsqueda incesante de alguna sustancia o acción que genera una recompensa o alivio. Esta búsqueda puede llegar a ser casi incontrolable y en muchas ocasiones afecta al correcto funcionamiento físico, mental o social de quien las sufre.

Es importante mencionar que el uso de alguna sustancia (como el alcohol o el tabaco) o la participación en una actividad (como las apuestas) no necesariamente implica la existencia de una adicción. Un hábito se convierte en una adicción cuando existe una dependencia fisiológica o psicológica y detenerlo resulta problemático.

¿Cuáles son las adicciones más comunes y sus riesgos asociados?

Article Image

Cuando pensamos en adicciones, a la mayoría de las personas se nos viene a la mente el abuso de sustancias como el alcohol, el tabaco y las drogas ilegales. Sin embargo, también existen adicciones a actividades que para muchas personas pueden parecer inofensivas. Por esta razón, es importante que estemos conscientes de los tipos de adicciones que más aquejan a las personas para poder reconocerlas y atacarlas con prontitud. Las adicciones más comunes en la actualidad son:

Alcohol

A pesar de ser legal y socialmente aceptado, el alcohol es la sustancia que más causa adicción en las personas. Desafortunadamente, los riesgos asociados a esta adicción tan común son muchos. Estos incluyen:

  • lesiones a causa de la disminución de los reflejos y la capacidad motriz (como caídas y choques automovilísticos);
  • actitudes violentas;
  • intoxicación por alcohol;
  • comportamientos sexuales riesgosos;
  • abortos o muerte fetal (para personas embarazadas;
  • enfermedades del sistema cardiovascular;
  • enfermedades del hígado;
  • distintos tipos de cáncer;
  • problemas con la memoria y el aprendizaje;
  • afecciones de salud mental;
  • problemas para socializar.

Tabaco

Debido a su contenido de nicotina y a su alta disponibilidad en nuestra sociedad, el tabaco es la segunda sustancia más común que causa adicciones. El consumo de tabaco puede causar una enorme cantidad de problemas, entre los cuales se encuentran:

  • problemas cardiovasculares;
  • distintos tipos de cáncer;
  • cicatrización deficiente;
  • enfermedades del sistema respiratorio;
  • problemas con el embarazo;
  • disminución de los sentidos del gusto y del olfato;
  • esterilidad (principalmente en los hombres);
  • aumento del riesgo de degeneración macular;
  • enfermedades bucales;
  • deterioro de la piel (arrugas).

Marihuana (cannabis)

Esta es otra sustancia que, a pesar de ya ser legal en algunos estados de EE.UU. y de tener ciertas propiedades medicinales, es comúnmente abusada y puede llegar a causar adicción. Según los Centros para el Control de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), los principales riesgos de la adicción al cannabis son:

  • problemas de la memoria, el aprendizaje, la atención, la toma de decisiones, la coordinación, las emociones y el tiempo de reacción tanto a corto como a largo plazo;
  • aumento del riesgo de sufrir un ataque al corazón y accidentes cerebrovasculares;
  • problemas del sistema respiratorio (si se fuma);
  • aumento del riesgo de desarrollar enfermedades mentales como la esquizofrenia, la psicosis, la depresión y la ansiedad.

Sexo y la pornografía

El sexo es una parte normal y positiva de la mayoría de los adultos saludables. Sin embargo, existen personas que desarrollan una compulsión incontrolable por realizar actividades sexuales conocida como conducta sexual compulsiva o adicción al sexo. De igual manera, existen personas que sienten la necesidad de ver pornografía todo el tiempo. Según la Clínica Mayo, los riesgos a los que esta nos exponen este tipo de adicciones son:

  • vergüenza, culpa y baja autoestima;
  • trastornos de la salud mental, como depresión, angustia, ansiedad e incluso suicidio;
  • daño a las relaciones familiares;
  • problemas laborales;
  • problemas financieros por gastos en pornografía y servicios sexuales;
  • incremento de riesgo de contagio de enfermedades de transmisión sexual;

Cocaína

La cocaína (formalmente conocida como clorhidrato de cocaína) es una sustancia química ilegal que se obtiene de la planta de coca. Es un estimulante extremadamente adictivo que se puede consumir inhalado, por ingestión o por inyección intravenosa. Según el Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas de Estados Unidos (NIDA, por sus siglas en inglés), los riesgos más importantes del consumo de cocaína dependen de la vía de administración y son:

  • Por inhalación:
    • pérdida del sentido del olfato,
    • hemorragias nasales,
    • problemas al tragar,
    • ronquera,
    • irritación general del tabique nasal.
  • Cuando se ingiere:
    • gangrena grave en los intestinos.
  • Por inyección:
    • lesiones a la piel en la zona de inyección,
    • reacciones alérgicas a la cocaína o a los aditivos que le agregan.

Además, el uso crónico por cualquier vía causa pérdida del apetito que lleva a una pérdida significativa de peso y malnutrición. Sus efectos inmediatos y a largo plazo en el cerebro también son muchos, lo cual afecta no solo las habilidades cognitivas de los consumidores, sino también su capacidad para socializar correctamente. Según un artículo del Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social de Paraguay, el consumo de cocaína aumenta cualquier problema psiquiátrico subyacente en quien la consume y puede generar psicosis temporal o incluso permanente. Por esta razón, algunos sentimientos como los celos y la paranoia son muy comunes en las personas con adicción a la cocaína, lo cual tiende a derrumbar sus relaciones sociales y afectivas.

Heroína

La heroína es otra droga ilegal altamente adictiva. Se deriva de la morfina que a su vez se produce a partir de la planta de amapola. Los efectos nocivos que puede causar su consumo son muchos, siendo los más importantes:

  • modificación de la estructura física del cerebro;
  • desequilibrios en los sistemas neuronales y hormonales;
  • deterioro de la materia blanca del cerebro (lo que afecta la capacidad de tomar decisiones y la habilidad para controlar el comportamiento);
  • síndrome de abstinencia (que causa a su vez inquietud, dolor muscular u óseo, insomnio, diarrea, vómitos y escalofríos).

Adicción al juego

Otra actividad que se considera socialmente aceptable en general y que es legal en muchos lugares, pero que puede convertirse en una adicción son los juegos de apuestas. La adicción a este tipo de juegos es conocida como ludopatía y quienes la sufren están en riesgo de lo siguiente:

  • problemas en las relaciones interpersonales,
  • problemas económicos,
  • problemas legales,
  • pérdida del empleo,
  • problemas generales de salud,
  • pensamientos suicidas o incluso suicidio.

Café

A pesar de ser una de las bebidas más populares alrededor del mundo, el consumo de café puede causar adicción debido a su componente químico principal llamado cafeína. Aunque tomar una o dos tazas de café al día es perfectamente normal y no hará mucho daño al cuerpo, cuando se toman más de 700 mg de cafeína al día, es muy probable que se cause un cuadro de adicción. Esta adicción tiene diversas consecuencias, entre ellas:

  • enfermedades cardíacas crónicas,
  • cáncer,
  • gota,
  • reflujo,
  • incontinencia,
  • daños en la piel,
  • propensión a sufrir fracturas,
  • hipertensión,
  • infertilidad.

¿Es posible enfrentar una adicción con éxito?

Article Image

Como hemos visto hasta ahora, las adicciones son enfermedades graves y peligrosas que a menudo conllevan consecuencias importantes. Sin embargo, ¡no todo son malas noticias! Afortunadamente, existen tratamientos que ayudan a contrarrestar los efectos negativos de las adicciones y pueden ayudar a las personas adictas a retomar una vida normal o casi normal.

Es importante mencionar que, como indica el NIDA, las adicciones son enfermedades crónicas al igual que el asma o la diabetes. Esto quiere decir que su tratamiento puede disminuir los síntomas y mejorar la calidad de vida del paciente, pero no es considerado una cura de la enfermedad. Teniendo esto en cuenta, es muy importante que si usted o alguien que conoce sufre de alguna adicción, busque tratamiento profesional lo antes posible para incrementar las probabilidades de superar esta difícil afección.

¿Cuáles son los principios de un tratamiento eficaz para dejar una adicción?

Debido a que las adicciones son problemas que se originan en el cerebro, todos los tratamientos efectivos para contrarrestarlas deben tener un componente terapéutico de modificación de conducta. Además, para algunas adicciones a componentes químicos, como la nicotina o la heroína, existen medicamentos que ayudan al paciente a minimizar los malestares físicos que el síndrome de abstinencia conlleva. Para otras drogas, como la marihuana y los estimulantes, no existen medicamentos que hayan comprobado ser efectivos, por lo que la terapia conductual es el único recurso.

El peligro de las recaídas

Como ya mencionamos, las adicciones son enfermedades crónicas que se caracterizan por causar un deseo difícil de controlar por alguna actividad o sustancia y no se pueden curar. Por esta razón, es importante tener en cuenta que una persona que está en tratamiento por una adicción puede volver a incidir, a lo cual se le conoce como una recaída.

Las recaídas son situaciones relativamente comunes en las personas adictas que llevan un tratamiento. Debemos tener en cuenta que el sufrir una de ellas no quiere decir que el tratamiento haya fracasado. Lo más importante para superar una adicción es ser perseverante y no permitir que estos momentos destruyan todo el trabajo que se ha hecho hasta el momento.

Recuerde que el mejor tratamiento es el preventivo

Esperamos que este artículo le haya ayudado a comprender de mejor manera lo que son las adicciones y cómo es posible salir de ellas. Como en muchas otras cosas, estar informados es nuestra primera línea de defensa y hablar sobre el tema y estar alertas a cualquier síntoma es la mejor forma de prevenir las adicciones. Si usted tiene hijos, le recomendamos que hable con ellos sobre los riesgos de las adicciones y que fomente un ambiente de comunicación abierta para que pueda detectar cualquier señal de problemas lo antes posible.

Si tiene alguna duda o comentario sobre este tema o cualquiera de los otros que tratamos en nuestro blog, no dude en contactarnos. ¡Recuerde que SABEResPODER!