logo
dolor_de_estomago_1.jpeg

Remedios caseros para el dolor de estómago

Todas las personas hemos tenido que lidiar con dolores de estómago en algún momento de nuestras vidas. Lo que coloquialmente llamamos “dolor de estómago” (o de barriga, o de panza) engloba distintos tipos de malestares que son médicamente conocidos como dolor abdominal. La mayoría de las veces, el dolor de estómago no indica afecciones graves ni peligrosas, por lo que puede ser tratado en casa sin problema. Siga leyendo para conocer qué es bueno para el dolor de estómago y para aprender a identificar las situaciones en las que este malestar amerita una visita al médico.

¿Qué puede causar dolor de estómago?

Como mencionamos anteriormente, el término “dolor de estómago” engloba dolencias diversas cuya característica común es que se siente un malestar en la zona que se encuentra desde abajo del pecho hasta la ingle. Este tipo de dolor puede tener muchas causas, dentro de las cuales las más comunes son las siguientes:

Indigestión

La dispepsia, comúnmente conocida como indigestión, es un tipo de malestar del tracto digestivo que suele suceder durante o después de comer. Sus síntomas más comunes son: ardor o dolor en la parte alta del vientre (entre la base del esternón y el ombligo) y la sensación de “estar muy lleno”.

Estreñimiento

El estreñimiento o constipación es la dificultad para evacuar. Si usted va al baño menos de tres veces por semana, es probable que sufra de estreñimiento. Esta condición puede causar dolores constantes en el vientre y dolor al evacuar.

Gastroenteritis

Esta afección es causada por virus, bacterias o parásitos en el tracto digestivo que provocan la inflamación de la membrana intestinal. Además de dolor abdominal, es común que los casos de gastroenteritis sean acompañados de diarrea, vómito, fiebre y/o dolor de cabeza.

Síndrome del intestino irritable

Esta condición puede causar una gran variedad de síntomas, entre los cuales se encuentran la diarrea, el estreñimiento y la distensión (hinchazón) y/o dolor abdominal. Su diagnóstico requiere de estudios como las colonoscopías o las sigmoidoscopías y aquellas personas con este diagnóstico normalmente pueden controlar sus síntomas con dietas, medicamentos, reducción del estrés y probióticos.

Intoxicación por alimentos

Esta enfermedad es causada por la presencia en nuestra comida de virus, bacterias o las toxinas que estos producen. En general, esta condición es breve y se resolverá por sí misma en pocos días. Sus síntomas más comunes son el dolor de estómago, la diarrea y el vómito.

¿Cuándo debo acudir al médico?

Aunque en la mayoría de los casos los dolores abdominales no son síntoma de alguna afección grave, es importante que sepa identificar aquellos dolores que pueden serlo. En un artículo de la Biblioteca Nacional de Medicina de los EE.UU. (NLM, por sus siglas en inglés), se nos recomienda ir al médico inmediatamente en los siguientes casos:

  • Cuando el dolor es muy intenso y repentino.
  • Si el dolor se extiende hasta el pecho, el cuello o el hombro.
  • En caso de que encuentre sangre en sus evacuaciones.
  • Si vomita sangre.
  • Si nota que su abdomen se siente rígido y el dolor aumenta al tocarlo (sensibilidad al tacto).
  • En caso de que le sea imposible evacuar (ir al baño), sobre todo si este estreñimiento se acompaña de vómitos.

Opciones para remediar el dolor de estómago

Si su dolor de estómago no cae en los supuestos anteriores y no resulta preocupante, le invitamos a seguir leyendo para conocer algunos remedios caseros y medicamentos que pueden ayudarle, así como algunos hábitos que pueden evitar que el dolor regrese.

Remedios caseros para el dolor de estómago

Existen muchos remedios para el dolor abdominal que podemos preparar en casa. Los ingredientes necesarios son, en su mayoría, alimentos que probablemente ya tengamos en la alacena, por lo que prepararlos es sencillo. Algunos ejemplos son:

Tomar mucha agua

El agua es absolutamente necesaria para el buen funcionamiento de nuestro cuerpo y estar deshidratado solo empeora los síntomas del dolor de estómago. Además, si junto al dolor usted presenta diarrea o vómito, la pérdida de fluidos que estas dos condiciones implican hará que sea necesario reponer el vital líquido en nuestro organismo. En condiciones normales, el cuerpo de un adulto requiere aproximadamente dos litros de agua al día, pero si su cuerpo está perdiendo líquidos más rápido de lo normal, necesitará más.

Raíz de jengibre

El jengibre es uno de los remedios naturales más comunes para el dolor de estómago. Este ingrediente contiene compuestos llamados gingeroles y shogaoles que, entre otras cosas, fomentan los movimientos intestinales haciendo que su digestión sea más rápida a la vez que reducen los síntomas como la náusea y la diarrea. Puede consumir jengibre fresco en rebanadas, agregarlo a su comida como condimento o hacer una infusión de la raíz hirviéndola con agua en trozos pequeños.

Menta o hierbabuena

Las hojas de menta y hierbabuena contienen un compuesto llamado mentol que, además de tener un sabor y olor muy frescos, ayuda a reducir los espasmos intestinales, previene el vómito y la diarrea y reduce el dolor. Ambas hierbas pueden encontrarse frescas o secas y se pueden consumir sin necesidad de prepararlas (masticando las hojas), o haciendo una infusión al agregarlas a un recipiente con agua hirviendo.

Calor

El calor puede ayudar a relajar los músculos del abdomen reduciendo los dolorosos espasmos. Muchas personas encuentran alivio al tomar un baño tibio en tina o aplicando compresas calientes sobre el vientre. Otra opción práctica para aplicar calor localizado es el uso de una bolsa de agua caliente. Estas bolsas, que encontrará a la venta en cualquier farmacia, están hechas de caucho grueso y tienen una tapa hermética, lo cual ayuda a mantener la temperatura del agua por más tiempo y evita derrames del líquido.

Dieta BRAT

Esta dieta es recomendada por médicos a las personas que presentan diarrea. Su nombre es un acrónimo en inglés de las palabras Bananas (plátanos), Rice (arroz), Applesauce (puré de manzana) y Toast (pan tostado). Los altos niveles de almidón que presentan estos alimentos hacen las heces más firmes. Además, estos alimentos contienen potasio y magnesio, que son dos de los electrolitos que debemos reponer en el cuerpo para evitar la deshidratación, reduciendo los espasmos musculares.

Agua de coco

El agua de coco es un excelente hidratante natural gracias a sus altos niveles de potasio y magnesio. Como mencionamos anteriormente, estos electrolitos se pierden cuando tenemos vómito o diarrea y son esenciales para el buen funcionamiento del tracto digestivo. Tome sorbos de agua de coco hasta llegar a los dos vasos cada 4-6 horas para mantener su cuerpo hidratado y reducir el dolor de estómago.

Medicamentos para el dolor de estómago

Article Image

Además de los remedios caseros, existen una gran cantidad de medicamentos que se pueden tomar para aliviar el dolor de estómago. Los medicamentos tienen funciones muy específicas, por lo que su médico podrá indicarle cuál medicina, o combinación de ellas, es la indicada para su caso dependiendo de sus síntomas e historial médico. Los tipos más comunes de medicamentos que le pueden recetar para el dolor abdominal son:

Antiespasmódicos

Los espasmos musculares, que comúnmente llamamos cólicos, son una de las principales causas del dolor de estómago. Los antiespasmódicos, como su nombre lo indica, reducen estos espasmos al disminuir los movimientos del tracto digestivo. Algunos ejemplos de este tipo de medicamentos son: la butilescopolamina (Buscapina), la mebeverina (Duspatalin) y el clorhidrato de papaverina (Atroveran).

Antiinflamatorios

Cuando el dolor es causado por una enfermedad inflamatoria del tracto digestivo (como la colitis o la enfermedad de Crohn), es probable que su médico le recete un antiinflamatorio intestinal. Un ejemplo de antiinflamatorio intestinal es la mesalazina o mesalamina.

Antibióticos

Los antibióticos se recetan para infecciones bacterianas. El tomar antibióticos sin receta, o hacerlo de manera incorrecta puede generar una resistencia a los mismos. Por esto, es de suma importancia que nunca consuma antibióticos si no han sido prescritos por su doctor y que siempre siga las indicaciones al tomarlos (incluyendo seguir tomándolos por el tiempo que se le haya prescrito aún si ya se siente mejor).

Antiflatulentos

Este tipo de medicamentos sirven para evitar la producción de gases en el estómago y los intestinos, previniendo el dolor causado por la acumulación de los mismos, las flatulencias y los eructos. Algunos ejemplos de antiflatulentos son: el carbón activado, la simeticona y la dimeticona.

Antidiarreicos

Como su nombre lo indica, los antidiarreicos ayudan a hacer las heces más firmes deteniendo la diarrea. Entre ellos se encuentran el subsalicilato de bismuto (Pepto Bismol), y la loperamida (Imodium).

Probióticos

Los probióticos no son medicamentos como tales, sino suplementos alimenticios que ayudan a restablecer la flora intestinal al introducir a nuestro cuerpo bacterias benéficas. Existen muchos suplementos probióticos en el mercado, pero también puede consumir comidas fermentadas con esta propiedad.

Consejos para evitar el dolor de estómago

Hasta el momento hemos hablado de cómo curar el dolor de estómago, sin embargo, prevenirlo es la mejor opción. A continuación le presentamos tres sencillos consejos para evitar sufrir de este problema:

Evite los alimentos y bebidas irritantes

Algunos alimentos y bebidas irritan el tracto gastrointestinal, por lo que moderar o eliminar su consumo puede tener efectos benéficos para su salud y evitar el dolor de estómago. Algunos ejemplos son: el alcohol, el chocolate, el chile, el té (que no debe confundirse con las infusiones, ya que el té es la bebida que se obtiene al hervir hojas de la planta camelia sinensis), el café y los productos lácteos.

Tome alimentos fáciles de digerir

Si deseamos evitar el dolor de estómago, una de las maneras más eficientes de hacerlo es ingiriendo comidas fáciles de digerir. Algunos ejemplos, que además son sencillos de encontrar, son: las frutas (especialmente los frutos rojos), los granos enteros (como el arroz, la avena, la quinoa y el amaranto), la gelatina y las verduras cocidas.

Evite una vida sedentaria

Otra buena costumbre que podemos desarrollar para mejorar nuestra digestión es ejercitarse adecuadamente. El ejercitarse durante un mínimo de 15 minutos al día ayuda a promover el tránsito intestinal y a evitar los síntomas de una mala digestión. En este artículo encontrará una variedad de ejercicios enfocados específicamente en fomentar la correcta digestión de sus alimentos.

El dolor de estómago en menores

Al igual que en los adultos, la mayoría de los dolores de estómago en los menores no son signos de alguna enfermedad grave. En general, los remedios que ya hemos mencionado son efectivos en personas de cualquier edad, pero debe tener en cuenta que las cantidades de comida y las dosis de medicamentos deben ser proporcionales a su tamaño más pequeño.

En el caso de los medicamentos, su médico ajustará la dosis al recetarlos, pero cuando hablamos de comida, será su responsabilidad cuidar que la cantidad sea adecuada. Recuerde que aunque algunos alimentos sean benéficos para el dolor de estómago, su consumo en exceso puede empeorar el dolor.

En el caso de los bebés que todavía no pueden comunicarse, deberá estar atento a algunas señales que pueden indicar que está sufriendo de dolor de estómago. Consulte a su médico en caso de que observe alguna de las siguientes señales en su bebé:

  • Aumento en la irritabilidad (que esté melindroso).
  • Se lleva las piernas hacia el abdomen.
  • Disminución considerable del apetito.

¿Quiere acceder a servicios médicos con las mejores condiciones? Obtenga los beneficios de nuestro programa PODERsalud

En SABEResPODER sabemos que muchas personas de la comunidad migrante carecen de acceso sencillo y económico a los servicios de salud. Por esta razón, desarrollamos el programa PODERsalud. Esta membresía le dará acceso a consultas médicas por teléfono o videollamada, por lo que atender un caso como el dolor de estómago le tomará solo unos minutos, ¡y sin necesidad de salir de casa! Además, con su membresía tendrá acceso a atractivos descuentos en pruebas de laboratorio, compra de medicamentos e incluso visitas al dentista; ¡todo esto por solo $16.95 al mes! Para obtener más información sobre este atractivo programa puede llamar al 844-447-2237 o visitar el sitio de PODERsalud: