logo
AdobeStock_506616350.jpeg

Viruela del mono: cómo se contagia y qué síntomas causa

La viruela del mono (también conocida como viruela del simio o viruela símica) es una enfermedad similar a la viruela regular. Históricamente, su presencia se limitaba principalmente a ciertas áreas de África, pero en la actualidad se han presentado casos en otras partes del mundo.

La viruela símica provoca síntomas similares a los de la gripe, como fiebre y escalofríos, y un sarpullido que puede tardar semanas en desaparecer. No existe un tratamiento probado para esta enfermedad pero, por lo general, desaparece por sí misma. Siga leyendo para saber más sobre la viruela del mono, sus mecanismos de contagio, cómo prevenirla y mucho más.

¿Qué es la viruela del mono?

La viruela del mono es una enfermedad rara causada por el virus que lleva el mismo nombre. Al igual que el virus más conocido que causa la viruela regular, es un miembro de la familia llamada orthopoxvirus. La viruela del mono se descubrió en 1958 cuando se produjeron dos brotes de una enfermedad similar a la viruela en grupos de monos que se utilizaban para la investigación científica.

Esta enfermedad se propaga principalmente a través del contacto humano con roedores infectados, pero a veces se puede propagar a través del contacto de piel a piel con una persona infectada. Hay dos tipos (clados) conocidos del virus de la viruela del simio: uno que se originó en África central y otro que se originó en África occidental. El brote mundial actual (2022) es causado por el clado originario de África occidental, que es menos grave que el de África central.

Emergencia declarada por la OMS

El 23 de julio de 2022, la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró que el brote de viruela del mono que se está extendiendo por todo el mundo es una "emergencia de salud pública de interés internacional" (PHEIC, por sus siglas en inglés). Los investigadores de la organización esperan que esta declaración sirva como llamada de atención para los países en su lucha por contener la propagación del virus que causa esta enfermedad.

Desde que se detectaron los primeros casos fuera de África en mayo, se ha confirmado la infección de más de 16,500 personas en casi 80 países que normalmente no presentaban casos. Sin embargo, como mencionamos con anterioridad, la viruela del mono ha estado circulando en partes de África durante décadas.

Lo que debe saber: Esta es la séptima vez desde que se originó el sistema de alarma en 2005 que la OMS declara una PHEIC. Esta situación representa un paso que se reserva para eventos que son considerados un riesgo para múltiples países y que requieren una respuesta internacional coordinada. Dos de esas advertencias: la de COVID-19 y la de poliomielitis, siguen estando vigentes.

¿Cómo se contagia la viruela símica?

El contacto directo con sangre, fluidos corporales, lesiones cutáneas o mucosas de animales infectados puede resultar en la transmisión de esta enfermedad de animales a humanos (conocida como transmisión zoonótica). Distintos animales africanos, incluidas las ardillas listadas y arborícolas, las ratas de Gambia, los lirones enanos africanos y varios tipos de monos, han mostrado signos de infección por el virus de la viruela del simio. Los roedores son los candidatos más plausibles para el reservorio natural de la viruela del simio, sin embargo, esto aún no se ha determinado con exactitud. Comer carne y otros productos derivados de animales enfermos que no han sido cocinados por completo es un factor de riesgo potencial. Las personas que viven en los bosques o cerca de ellos pueden estar indirecta o mínimamente expuestas a animales enfermos.

La forma más común de transmitir la viruela del mono de persona a persona es a través del contacto con:

  • secreciones respiratorias
  • llagas en la piel
  • objetos recientemente contaminados de una persona infectada

Los profesionales de la salud, los miembros de la familia y otras personas cercanas a quienes se encuentran actualmente infectados corren un mayor riesgo porque para que exista un contagio por partículas respiratorias, generalmente se necesita sostener un contacto cara a cara prolongado.

La cadena de transmisión más larga que ha sido registrada en una comunidad ha aumentado de 6 a 9 personas en los últimos años. Esto podría indicar que ha existido una disminución general en la inmunidad que ha sido provocada por la detención de las campañas de vacunación contra la viruela regular.

Lo que debe saber: La viruela símica también puede ser congénita, siendo resultado del contagio a través de la placenta, durante el contacto entre madre e hijo durante el parto o inmediatamente después del mismo por contacto cercano. Aunque el contacto físico es un factor de riesgo conocido para la transmisión, en este momento no se sabe si la viruela del mono puede propagarse a través de las relaciones sexuales. Para comprender este riesgo se requieren estudios más profundos.

¿Cuáles son los síntomas de la viruela del mono?

Article Image

Aunque la viruela del mono no suele ser fatal, causa síntomas específicos que son sencillos de reconocer. Entre ellos se encuentran:

  • la fiebre
  • el dolor de cabeza o cefalea
  • el dolor muscular (especialmente en la espalda)
  • la inflamación de los ganglios linfáticos
  • los escalofríos
  • el cansancio crónico
  • un sarpullido con llagas o ampollas llenas de líquido

¿Qué hacer en caso de presentar síntomas?

En caso de que presente algunos de los síntomas antes mencionados, es muy importante que acuda al médico lo más pronto posible. Cabe mencionar que las llagas en la piel pueden tardar algunos días en aparecer, por lo que no debe esperar a tener este síntoma para atenderse con un médico. Para esto, le recordamos que nuestra Membresía SEP+, que incluye el programa PODERsalud, le ofrece visitas médicas por videollamada ilimitadas por solo $16.95 al mes. Además, sus hijos menores de edad y su pareja están cubiertos con una sola suscripción.

Grupos de riesgo

Cualquier persona, sin distinción de edad, género u orientación sexual, puede contagiarse de la viruela del mono. Esta no es una enfermedad de transmisión sexual (ETS), sin embargo, los hombres que sostienen relaciones sexuales con otros hombres son quienes han sido más gravemente afectados por esta afección, según el director general de la OMS.  Sin embargo, algunos especialistas en enfermedades infecciosas piensan que el enfocarse únicamente en este grupo podría hacer que los profesionales médicos descarten los síntomas de la viruela del simio en otros pacientes.

Lo que debe saber: Es muy importante mencionar que esta estadística no debe usarse para estigmatizar al colectivo LGBT. Hasta el momento no es clara la relación que tiene la orientación sexual de una persona con su propensión a contraer esta enfermedad y está demostrado que cualquier persona, sin importar sus preferencias sexuales, género, edad o grupo étnico, puede contagiarse de viruela símica.

Diagnóstico y tratamiento

Para determinar si alguien está infectado por el virus de la viruela del mono, los doctores pueden tomar las siguientes medidas:

  • análisis de sus síntomas e historial clínico;
  • examinación del sarpullido (si está presente);
  • pruebas de laboratorio para detectar la presencia del virus en los tejidos o secreciones de las llagas;
  • exámenes de sangre para detectar la presencia del virus o de los anticuerpos relacionados al mismo.

No existe un tratamiento específico para las infecciones causadas por el virus de la viruela del mono. El Servicio Nacional de Salud (sitio disponible solo en inglés) de Reino Unido indica que "la enfermedad es usualmente leve y la mayoría de los infectados se recuperan en unas pocas semanas sin tratamiento".

Aún así, puede haber casos más severos que requieran hospitalización y el riesgo puede ser mayor para ancianos, niños pequeños y personas que están tomando medicamentos que afecten su sistema inmune.

Para los casos que requieran tratamiento, los Centros para el Control de Enfermedades de los EE.UU. (CDC, por sus siglas en inglés) indican que los medicamentos antivirales desarrollados para proteger contra la viruela regular pueden usarse para prevenir y tratar las infecciones por el virus de la viruela del mono.

Cómo protegerse contra la viruela del simio

Article Image

Para protegerse de contraer el virus de la viruela símica, los CDC recomiendan (sitio disponible solo en inglés):

  • evitar el contacto cercano con personas que tengan sarpullidos que se asemejen a los causados por la viruela del mono;
  • no tocar el sarpullido o las llagas de quienes tienen viruela del simio;
  • evitar sostener relaciones sexuales, besarse, abrazarse y acurrucarse con quienes tengan viruela del simio;
  • evitar entrar en contacto con artículos y materiales que haya usado una víctima de la viruela del simio;
  • no compartir utensilios para comer con alguien que tenga viruela del simio;
  • no manipular ni tocar la ropa de cama, las toallas o la ropa de una persona que tenga viruela del simio;
  • usar un desinfectante para manos a base de alcohol o lavarse las manos con frecuencia con agua y jabón, especialmente después de usar el baño y antes de tocarse la cara o comer.

Preguntas frecuentes

¿Debería vacunarme contra la viruela del mono?

Tanto las autoridades europeas como las de los Estados Unidos han declarado que la vacunación contra la viruela del mono no es necesaria para todas las personas. Por el momento, el número de dosis disponibles es limitado y el riesgo no es generalizado, por lo que es importante que sólo busque vacunarse si trabaja con personas infectadas, maneja muestras de laboratorio o estuvo en contacto con alguien que ha estado expuesto al virus.

¿La viruela del mono es mortal?

Por lo general, la viruela símica no representa un riesgo letal para quienes la contraen. Sin embargo, como muchas otras enfermedades, esta afección puede ser grave en personas con sistemas inmunitarios debilitados (como personas con VIH o que toman medicamentos inmunosupresores) o poco desarrollados (como los niños).

¿Cómo afecta la viruela del mono a personas embarazadas?

Los datos sobre la infección por viruela del simio en el embarazo son limitados. Se desconoce si las mujeres embarazadas son más susceptibles al virus de la viruela del mono o si la infección es más grave durante el embarazo. Sin embargo, el virus de la viruela símica se puede transmitir al feto durante el embarazo o al recién nacido por contacto cercano durante y después del parto. Se han encontrado resultados adversos del embarazo, incluido el aborto espontáneo y la muerte fetal, en casos de infección confirmada de viruela del simio durante el embarazo.

¿Es la viruela símica una pandemia?

Como ya mencionamos, la OMS ha declarado que el brote de viruela del mono es una emergencia global. Sin embargo, esto no equivale a una pandemia ya que para darle esta clasificación debería haber un contagio generalizado a nivel mundial (como sucedió con el COVID-19).

¡Proteja su salud y la de su familia!

Como podrá ver, el reciente brote de viruela símica es una preocupación que se debe tener en cuenta, pero no debe ser causa de pánico. Sin embargo, es muy importante estar alerta, protegidos y buscar servicios de salud accesibles.

Por esta y muchas otras razones, SABEResPODER creó el programa PODERsalud, el cual está incluido en nuestra Membresía SEP+, y le permite acceder a citas médicas por teléfono y videollamada ilimitadas, así como descuentos en farmacia y estudios de laboratorio por sólo $16.95 al mes. Además, estos beneficios son aplicables también para sus hijos menores de edad y su pareja.

¡Cuide su salud y la de los suyos con PODERsalud!